martes, 25 de mayo de 2010

Los ex

Ex: Anterior, fuera de, separado de.

Qué tema la gente que sigue en relaciones con el ex. Que sigue en relaciones... sexuales, con el ex. O que sigue manteniendo un vínculo de "amistad" con el ex. Amistad... ¡Por favor!. Si hay algo menos probable que el amor después del amor, es la amistad después del amor.
¿Cómo explicarlo de manera clara?. A ver. Cuando uno se come una galletita... de limón, y no le gusta... no se come otra. Fue una mala experiencia, ¿verdad?. Saboreaste la galletita, hiciste una mueca al sentir el sabor a limón Marolio en botella, se te pegó al paladar la masa grasosa. Fue una mierda comerte esa galletita. ¿POR QUÉ TE COMERÍAS OTRA IGUAL?. Con los ex es lo mismo. Estuviste con esa persona, tuviste una relación con esa persona, conociste a esa persona, te garchaste sistemáticamente a esa persona durante meses o años de tu vida. Y aún con toda la tentadora comodidad que implica perpetuar una relación, decidiste que esa relación no te satisfacía. Y saliste de esa relación, y por ti celebro. Escupiste esa galletita, te diste cuenta de que te merecías una galletita más sabrosa, una galletita mucho más deliciosa. Lo mismo ocurre con las relaciones. ¿Por qué volverías a darle una oportunidad a una relación que no funcionó?.
Las relaciones que no funcionan la primera vez, no funcionan una segunda vez. Chicos, piensen: ¡¿Por qué lo harían?!. Son las mismas personas y las mismas incapacidades de consensuar. Su aliento a leche cortada es el mismo; su buzo sucio que te avergonzaba ante tus amigos es el mismo. ¿Por qué ahora sí funcionaría una relación que ya fracasó?. ¿Qué te hace pensar que ahora sí te va a gustar la sucia, mohosa, rancia, agria, regurgitada galletita de limón? O es que quizás... ¿tenés hambre y esa fétida galletita de limón es todo lo que tenés para comer?. Es que acaso... ¿no tenés dinero para comprar una galletita de chocolate?. ¿Es que acaso, queridos amigos, no tienen a nadie más con quién estar, y es por eso que se abalanzan sobre el ropero en busca de cadáveres pestilentes y llenos de pústulas asomando entre la ropa vieja?. Lo que están haciendo es aberrante: se llama necrofilia. Están cojiendo con un muerto. Eso no está bien, no es divertido, no es sano, no habla bien de ustedes. Ustedes mataron a alguien... y después se cojieron al cadáver.
"No, en serio... somos amigos".
Ay, por favor. ¿De qué amigo me estás hablando?. Amigo es otra cosa. Amigo es al que deberías llamar para despotricar en contra de tu ex como hace la gente sana que entiende que el vínculo con sus ex termina en tanto y en cuanto pasan a ser sus ex.
Ex. Anterior. Separado de. Fuera de.
¿Cómo podés ser amigo de alguien que te acabó en el pecho o te pasó las tetas por la cara?.

¿Qué cosa más retorcida hay que contarle de tus relaciones a una persona con la cual, por un tiempo, aún si fue ilusamente, pensaste que estarías para siempre?.
Pero yo entiendo. Es una compañía. Crea la ilusión de que no estamos solos. Es mejor, pensamos, esta forra galletita de limón... que una pelusa de ombligo, que la nada.
Pero no. No.
No.
Porque ¿qué pasa si vos te comés el paquete de galletitas, todo el paquete del orto de esas galletitas de mierda de limón Marolio, y resulta que alguien te estaba esperando para cenar con dados de pollo fritos rebosados con almendras y cereales y mermelada de cebollas con azucar negra y miel, y ya no tenés apetito porque un cuarto de kilo de grasa saborizada te cerró el estómago?.
¿Qué pasa si, por temor a estar solo, y en un censurable acto necrofílico sacás un cadáver del armario y te ponés a jugar a la casita con el muerto, sólo para terminar decepcionándote como la primera vez, y, con el ruido de renovados llantos de odio y frustración, no escuchás el llamado del amor a tu puerta?.

Chicos. Si una relación terminó, ¡JA!, es porque ustedes la terminaron porque tenían las pelotas más infladas que la próstata de Zulma Lobato. Y si fue la otra persona quien decidió terminar con la relación, ¿qué sentido tiene darle otra oportunidad a una persona que una vez decidió que no fuimos lo suficientemente importantes en su vida?. ¿Por qué lo seríamos ahora?. ¿Somos mejores personas? ¿Recurrimos al bisturí?. ¿Fuimos favorecidos con una herencia inesperada?. ¡No!.

Entonces, por favor. Ya habrá cookies, polvorones, y en contexto del bicentenario, quizás pastelitos. No se avalancen sobre vomitivas masas viejas.





5 comentarios:

clar i dijo...

La verdad que no tengo la más mínima idea de cómo llegué acá, pero anduve chusmeandote el blog y la verdad que me encantó!! Me hiciste reir mucho, y me sentí muy identificada en varias cosas. Hubo muchas cosas que pensaste, que quizás son irrelevantes, pero que sos esos típicos pensamiento que tengo y digo "sólo a mi se me debe cruzar por la cabeza", y de repente encuentro que a otra persona también.

Así que en definitiva paso a felicitarte, muy lindo todo!! Ahh, y yo también cuento los pasos, en especial los de los recorridos que hago con mucha frecuencia, jaja, un beso!!

betatrion dijo...

Y yo la remato con la trillada pero siempre efectiva frase sobre el cine: "las segundas partes nunca son buenas" [salvo quizás con la de la película de los Locos Addams].

Micha Onni dijo...

sos un groso, qué lindo que me agregaras, amigo blogger de fede de mar del plata :)
he de seguir tu consejo a rajatabla. no quiero más galletitas mohosas!
te mando un beso gigante !

vivero dijo...

"¿Fuimos favorecidos con una herencia inesperada?"

JA, me sacaste una sonrisa.

el cuco dijo...

una delicia todo lo que escribiste
se la mandaria a unas cuantas personas, entre ellas, a mi ex que hace siete meses que cortamos y me deja llamadas perdidas todas las semanas.
sigo leyendo!