lunes, 8 de marzo de 2010

¡Qué dicho de mierda!

Odio ese mito popular de que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. ¿A qué pelotudo se le ocurrió semejante pajereada?. ¿¡Los niños no mienten!?. ¡Por favor!. Un niño que no miente necesita visitar a un psicólogo inmediatamente. En cuanto a los borrachos, bueno... no hay brebaje que le quite las mañas a un embustero. Es cierto, sí, que un pedo atroz te quita los filtros. ¿Y?. ¡Peor! Despojado de su capacidad de discernir entre lo verosímil y lo descabellado, el mentiroso se entrega a la más descarada orgía de mentiras.
Nena, no te dejes engañar. Si tu novio te dijo que te amaba estando en pedo, no te hagas demasiadas ilusiones. Y si fue en respuesta a una pregunta y abrazado a un inodoro, directamente hacé de cuenta que no te dijo nada.

2 comentarios:

Maximo dijo...

Ejsas son purajs falajcias!! *hic*

Cloe dijo...

You only love me when you're druuuuunk oó-o oó-oooooo jajajajaja.

Y sí, el niño que no miente es un pelotudo.