lunes, 1 de marzo de 2010

Quereme así, piantao

El otro día estaba pensando en todos los locos que conozco. Pero no locos de "¡Ah, qué loca que sos!", sino locos propiamente dichos: desequilibrados mentales. Individuos con un claro malfuncionamiento en su razón. En Mar del Plata, abundan. ¿Será la brisa marina?.



Por un lado, está el viejito repartidor de diarios que camina rapidísimo con los puños cerrados y la cabeza gacha, y que viene anunciando la muerte de Mirtha Legrand desde hace muchos años. Todos los días el hombre grita al mundo la misma noticia, desde que yo tengo memoria. Eso sí, nunca lo hace de la misma forma. "¡Murió Mirtha Legrand mientras regaba las plantas, de un paro cardíaco!", o, "Pobrecita, Mirtha Legrand, falleció esta madrugada. Tenía 98 años de edad", o "La actriz Mirtha Legrand falleció en un almuerzo, y ahora no hay más almuerzos", siempre anuncia la primicia de manera diferente.

Después, está la loca Hollywoodense. Es una mujer de 30 años, que se viste con calzas a lunares en colores brillantes, camisas que se atan sobre el ombligo, lentes de sol enormes, sobreros y abrigos de piel. La loca desfila por la peatonal como si lo hiciera sobre la alfombra roja, una mano en la cintura, y la otra señalando hacia sí misma, como diciendo: Miren, miren qué linda que soy, qué elegante que estoy. A veces se detiene, pasando su peso al pie derecho y golpeteando el taco del pie izquierdo en el asfalto, como impaciente. Y se ríe cavernosamente. Y cuando la gente empieza a señalarla, se saca los lentes, revelando unas ojeras que contrastan con los labios pintados de rojo, y pregunta "¿Qué pasa bombón, qué pasa?".

Quizás el más famoso sea el vago del centro, que se sube a la fuente de la peatonal y ofrece discursos políticos de asombrosa lucidez. Este loco tiene un perro muy viejo que duerme sobre una almohada tapado con una campera. El vago duerme en el piso. "CONTROLAN LO QUE APRENDEN NUESTROS HIJOS EN LAS ESCUELAS. NOS VIGILAN, NOS MANIPULAN" gritaba la otra tarde, para una audiencia de franelitas, linyeras y locos, que escuchaban atentos.

Luego tenemos al loco que le toca el culo y las tetas a las viejas que pasan por la calle. Este loco es el más joven. Tiene 17 años, y vive al lado del kiosco que atiende mi hermana. Cada tanto llegan hasta el kiosco frases como: ¡Ah!, ¡Pendejo!, ¡Qué hace!, cada vez que el loco sale corriendo atrás de una vieja septagenaria y le toca las tetas con las dos manos, le toca el culo o se lo besa. Hace unas semanas tuvo la mala idea de hacer lo mismo con una niña y recibió una golpiza importante del padre de la damnificada que lo amedrentó durante varios días. El lunes pasado, volvió al ruedo. ("Aaaaaah, ¡pendejo!".)

Otra que vive cerca del kiosco de mi hermana es Daniela, que estudiaba medicina hasta que se deschavetó completamente. Ahora ve doctores por todos lados... entre otras cosas. Ella saluda con un beso a todo el mundo. Te ve, y aunque no te conozca, levanta las cejas y se le ilumina la cara mientras agita la mano en señal de reconocimiento. Luego se acerca, te planta un beso mojado y te dice: "¿Cómo está, doctor?. ¿Cómo está la doctora?". A mí hermana le dice Liliana Maldonado, y a mi mamá Claudina. "¿Cómo estás, Claudina, la viste a la presidenta?. Está enferma, está desmejorada." Un día estábamos con mi hermana en el kiosco cuando sentimos un grito terrible y el sonido de alguien corriendo. A los cinco segundos pasó Daniela en pelotas corriendo por la vereda al grito de: "MATEEEEEEEEEEN".

La novedad es la loca golpeadora. Una señora muy gorda y muy alta que le pega a las mujeres. Va caminado por la calle agitando su rolliza mano con gesto amenazador en dirección a las más jóvenes y lindas, y frunciendo los labios como diciendo: "Te voy a dar a vos". Cuando no puede soportarlo más, propina una buena patada o un certero golpe de su mano maciza.
-¡AAAAAAAAH, SEÑORA, ¿QUÉ HACE?.
-ES QUE ME ESTÁS PROVOCANDO, ME ESTÁS PROVOCANDO -. responde ella, conmovida por la injusticia.

5 comentarios:

abion dijo...

JAJAJAJAJAJA "me esta provocando".. no te puedo creer que la yoli es claudina, y la jime hasta tiene apellido! la hola hollywoodense y el vago del centro son HITOS en la historia marplatense...
excelente post amigo mio del alma

Maximo dijo...

excelente post indíd

otra que el viento del pueblo de volver

marcondo del plata

Diego dijo...

Te faltó el gitano que te pide pucho todos los días.

Gastón dijo...

Miguelito. Pasa casi todos los dias por la puerta de mi casa, con su bolsa llena de diarios y su radio, siempre con un decente chamamé sonando. Lo cruel, es que Mirtha Legrand no le va a dar el gusto.Un encanto.

Anónimo dijo...

De todos mi preferida es la "loca modelo", o como decis vos "loca Hollywoodense".

Recuerdo una vez en una parada de colectivo que estaba enfurecida con su alrededor al cual miraba indginada preguntando:

"¿nadie me va a preguntar la hora?".

Desde el 2005 que no puedo evitar usar esa frase.

Ahora me guarde tu blog en favoritos, me vino al pelo para esta noche de desvelo!

Un abrazo

Paz
(Media 2?)