sábado, 10 de abril de 2010

Publicidades pelotudas

Che. Cada vez vienen más pajeras las publicidades. Hay una de un quitamanchas que hace que la de Mr. Músculo parezca la última creación de Woody Allen. ¿La vieron?. Esa que un niño le pregunta a la madre: "¿MAMÁ, QUÉ ES FRUSTRACIÓN?". Y la madre (con un nada logrado gesto abatido) le responde: ¡Frustración es lo que sentía cuando no le podía sacar las manchas a la ropa!.
Conclusión de la realidad que plantea la publicidad: El ser humano es idiota en general, pero la mujer es particularmente mamerta.
Desde que tengo el culo firme, me siento mejor persona. Desde que uso mayonesa light en mis comidas, río más. Ahora que cago como una paloma, ¡cojo como un conejo!. Desde que tomo el nuevo yogur Ser con sabor a frutos estacionados del golfo pérsico, estoy tan buena que mi marido me respeta.
La mujer en las publicidades es una pajera que tuvo una vida horrible hasta que encontró el jabón en polvo que deja las medias más blancas que el cadáver de Michael Jackson o la primera gelatina sin sabor reductora de peso.
Después, están las publicidades que apuntan a hacernos sentir cool por consumir sus productos. Una marca de gaseosa banca a la gente imperfecta, natural, fresca. A la gente como vos, como yo. Al panzón, al que tiene frenos, al que canta mal, al que se tira pedos, a la gorda con olor a meo y al flaco rodilludo con aliento a buitre con resaca.
Otra marca celebra a los que bailan mal. Antes si bailabas mal eras un ñoño pata dura, pero no más. Desde que Marca Pirulo lanzó su nueva campaña publicitaria, bailar peor que Silvia Zuller es cool. Ahora podés no ser perfecto porque tenés el permiso y el aval de una manga de pelotudos; ¡no más cabezas gachas, discapacitados, abuelos con caderas quebradas, gente con hemorroides y Zulma Lobato con su próstata inflamada!.
Y lo mejor de todo es que ahora también podemos cagar. Antes la gente no cagaba. Pero ahora que tienen un complemento con pelotitas naranjas que arrastran las heces y las disparan por el ano con la potencia de un cañón, la gente ha vuelto a defecar, y cómo. Y nada tiene que ver esto con el hecho de que este producto sea un YOGUR DE CIRUELA que se toma a diario. No, no. Son sus componentes (científicamente com-pro-ba-do) los que arrasan con las excretas.

Y ahora me voy, porque me tomé uno de esos y tengo que ir a hacer caca al baño de Carlitos.

6 comentarios:

Manu dijo...

Jaaaa! Ya te estaba por reclamar un post, venía siendo hora.

Hace un rato que el cliente tipo de la publicidad viene siendo uno con menor capacidad lógica y conexión con la realidad... pero tenés razón, no me había dado cuenta que en el caso de la mujer, es mucho peor.

Quizás deberíamos pensar menos y tomar más coca light.

abion dijo...

AJAJAJAJAJJAAJAJAJAJAJAA

te amo

la de la frustracion no la tolero, cambio de canal apenas veo la cara de forro de ese pendejo malparido

con todo respeto.



te extraño y quiero ir a dormir a tu residencia.

Maximo dijo...

ni hablar de lo pillas que son porque sus maridos ni se imaginan que en realidad la mayonesa ES light!!


El otro día visité en el laburo a una amiga que edita castings
y fue gracioso ver castings de tipos haciéndose pasar por doctores y sin tener la más mínima idea del número que después le van a mandar como matrícula nacional

porlaverdad3 dijo...

Te quejás porque tenés el 'tránsito lento'. Tomate un yogurcito y sabés cómo descargás.

"y fue gracioso ver castings de tipos haciéndose pasar por doctores y sin tener la más mínima idea del número que después le van a mandar como matrícula nacional"


¿¿Osea que lo de los doctores recomendando Sensodin es todo mentira?? Me tiraste abajo un ídolo :(

Adrián Leandro Rosso dijo...

Es verdad, siempre es la mujer la que limpia, la que cocina, y a la que le dejan todo desordenado y sucio de maneras humillantes. En una de un limpiador de baños, le dejan todo dado vuelta y la solución mágica es ese limpiador que es más potente... digo yo, ese limpiador se abre, se aplica solo, ordena el baño, y recupera el tiempo perdido.
Como siempre, excelente tu entrada.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAAAAA!!! mu-cha ri-saaaaaa!!!