martes, 10 de junio de 2008

Es todo psicológico, nena

Siempre una nueva yo, efectivamente.
A los cuatro, carraspeaba permanentemente.
A los seis, tartamudeaba.
A los ocho, me sonaba el cuello a cada rato.
A los doce, no comía al mediodía porque decía que me caía mal.
Ahora esto.

¿Hay derecho?

Creo fervientemente que si te predisponés a tener una sensación física, seguramente la sientas luego de unos pocos segundos de autosugestión. Ni siquiera hace falta ser un hipocondríaco patético como yo. El tema es que ahora se me dio por pensar, cada vez que ya estoy ovillado, tapado hasta la cabeza en mi cama, calentito, luego de un aaaarduo día (o no, no versiemos) que tengo ganas de hacer pis. Te quiero comentar que yo generalmente, HAGO pis unos minutos antes de acostarme, pero ahora resulta que no es suficiente.
Todo comenzó hace una semana cuando, estando acurrucado entre mis muchas frazadas, pensé: Qué suplicio sería tener que levantarse a mear ahora. Mear... Mear. Canillas abiertas, flujos de agua, lluvia, manguera. Y esa sensación de que efectivamente tenés líquido que descargar. No mucho, sólo el suficiente para no dejarte dormir.
Y desde entonces, cada noche lo mismo. Me acuesto... y aunque trato de censurar la idea tan rápido como empieza a formarse, lo siento: esas tres putas gotas de meo que tengo que ir a descargar me atormentan una vez más.

3 comentarios:

cla dijo...

jajaja
ubico el sentimiento
esas cosas tan molestas como cuando suena el telefono y estas durmiendo, cuando te das cuenta q es de noche y tenes q levantarte para ir a la facultad
creo q en este caso te aguantas el pis toda la noche no? jaja

[El Marqués de Carabas] dijo...

Sólo tengo dos palabras: "obsesivo" y "compulsivo"

Obsesiones: son ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que son egodistónicos, es decir, que no son experimentados como producidos voluntariamente, sino más bien como pensamientos que invaden la conciencia y que son vividos como repugnantes o sin sentido. El enfermo realiza intentos para ignorarlos o suprimirlos, a veces sin conseguirlo.

Thiago dijo...

¡Sabés que me pasa eso! Jajajaja, encima estás tapado hasta la cabeza y es re lindo, pero decís, me quiero quedar acá, sabiendo que afuera hace frio pero bajo toda mi caparazón abrigada, no.