jueves, 28 de enero de 2010

Madre no hay una sola


Ser una buena madre es una tarea difícil. Clara evidencia de este doloroso hecho es que haya tantas madres de mierda. A continuación, un compendio de las más detestables.

La que habla sobre su hijo como si éste no estuviera presente.


-El más grande es más vivo, pero éste, pobrecito, es más quedado (baja el tono de voz, en confidencia, aunque aún cada palabra se distingue con claridad). No lo puedo dejar ir a comprar el pan solo, escuchame. ¡Es muy boludo! ¡Se pierde! ¡Jaja, no, es muy boludo en serio, pobre mi amor!.
(Plano del hijo -gordito- sentado miserablemente a la mesa. Se le cae el cereal de la cuchara).



La que pretende ser galardonada por cumplir su rol de madre.

-¡A mí me vas a respetar!. ¡Yo te mantengo, pendeja de mierda! ¡Te doy todo, todo, desagradecida! ¡Una casa, una educación...! ¡Comida!. (Señala un plato de fideos con aceite)


La que manipula a los hijos en contra de su padre.


¿Tan temprano volvieron? ¿Tu padre los tiene una vez a la semana y se los saca de encima a las ocho? ¿Les dio plata? Ah, 200 pesos. Mirá que bueno. Bueno, después lo llamamos y le preguntamos: "¿Qué hacemos con esta plata, compramos la comida de la semana, pagamos la luz o la quinta parte de la cuota de la escuela?". Qué bárbaro. (Los hijos, de de 2 y 3 años, contestan: "Ah, ji ji ji, mamá. Papá malo, eeee.")


Las que pretenden que sus hijos pequeños se comporten como adultos.


¡Matías! ¡Matías, qué estás haciendo! (Niño deja un hilo con el que estaba jugando penosamente). Matías, quedate quieto. ¿Puede ser que siempre estés molestando?. ¡No te saco más! ¡No salís más conmigo!. (Al rato, niño retoma su juego de soplar el mohoso hilo) ¡MATÍAS, ME CANSASTE!. TE PEGO ADELANTE DE LA GENTE. MIRÁ CÓMO TE MIRA LA SEÑORA.


La sobreprotectora y prohibidora porque sí.

-¿Al cumpleaños de Laura? No, no.
-¿¡Por qué no!?
-¡Porque no, Julieta!. ¡Basta!. Es muy lejos, mañana tenés que levantarte temprano, el barrio es feo. No.
-Pero mamá, me lleva una amiga. Y mañana es sábado.
-Basta. Te dije que no.
-PERO DAME UNA RAZÓN.
-¡No me gusta que salgas a la noche!. ¡Y no me gusta esa chica, no me gusta!. ¿Qué piensan darte de comer en esa casa?.
-Ay mamá, pero es la última fiesta antes del viaje de egresados.
-Vos no vas a ir a ese viaje de egresados. ¿Qué querés, volver muerta?.




La consentidora críacuervos.


-Quiero esa pelota.
-Pero mi amor, sale 200 pesos.
-QUIERO ESA PELOTA. ¡MAMÁ, LA QUIERO!
-Bueno... en tres pagos puede ser. Bueno, llevala, tesoro.
-BUENO, Y QUIERO ESA FUNDA.
-Bueno, ¿con la fundita...? (sabe que no debe). ¿Esta roja no te gusta más?.
-NO, AY, MAMÁ, NO ME ESCUCHÁS. QUIERO ESA.
-Pensé que ésta era más linda porque...
-¡NO QUIERO ESA ROJA, MAMÁ!
-Pero, es que esta es más...
-¡CALLATE, MAMÁ!


La que incita a los niños a la violencia.


-¿Y a vos qué te pasó?
-Me empujó Paula.
-¿Estás llorando porque te empujó una nena? La próxima devolveselá y chau, nene. ¿Qué te viene a empujar esa pendeja de mierda?. La próxima vez que te empuje estampala contra la pared vas a ver como no jode más. Y dejá de llorar, no seas maricón. (Niño se muerde los labios, que tiemblan mientras contiene el llanto.) (Paula pasa y le hace fuck you.)




La golpeadora.


-Mirá lo que me obligás a hacer, hija de puta.

2 comentarios:

Maximo dijo...

Por Dios la última es terrible

cuán alegre de que la mía no encaje en ninguna de las categorías

Dardo dijo...

Te faltó Courtney Love. Ella es una categoría en sí misma.